Estás en : Inicio » Rutas » Ruta del Cister

Rutas » Ruta del Cister

Mapa ruta Ruta del Cister
1

La Ruta

En el año 1989 nació la Ruta del Cister con el objetivo de unir el patrimonio de tres monasterios del císter: el monasterio de Polblet (comarca de la Conca de Barberá), el de Santes Creus (comarca del Alt Camp) i el de Vallbona de les Monges (comarca del Urgell). La ruta propone un recorrido de dos días por estas tres comarcas para descubrir estos monasterios construidos por los monjes del císter, que dedicaron su vida a la oración i el trabajo alejándose de la riqueza que ostentaban alguna iglesias de la época.

2

Monasterio de Santes Creus

Aquí se puede ver el antiguo dormitorio de los monjes, hoy día escenario de un importante ciclo de conciertos de música clásica que se celebra cada verano, y la tumba del rey Pere el Grande y su mejor almirante Roger de Llúria, que pidió ser enterrado a los pies de su señor. Después de visitar el monasterio de Santes Creus podemos acercarnos hasta el Pla de Santa María, donde hay la iglesia románica del Pla, declarada monumento histórico-nacional en el año 1951. Es recomendable también visitar Valls, y más aún si es época de “calçots”, aunque solo por ver su conjunto arquitectónico medieval ya vale la pena con su santuario de la “Mare de Déu de Lledó”, y la capilla del Roser, que conserva unos azulejos vidriados que representan la batalla de Lepanto. La ciudad es un buen lugar para comer y recuperar fuerzas para seguir la ruta.

3

Monasterio de Santa María de Poblet

Ya con el estómago lleno, seguimos el camino dirección Poblet. Después de 15 minutos en coche, llegamos al más grande de los monasterios de la ruta: el de Santa María de Poblet, construido entre los siglos XII y XV. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1991 y es el conjunto del císter habilitado por monges más grande de Europa. Des de la Puerta Real podemos iniciar una visita guiada que nos llevará a través de las distintas dependencias que conforman la antigua clausura: el lavatorio, situado en medio del Claustro, las tumbas de la corona de Aragón, la sala capitular –corazón de la vida monástica de Poblet ya que en ella tienen lugar la mayoría de actos más importantes de la comunidad, como la elección del abad y las profesiones- y el museo de Poblet, situado en el palacio del rey Martí, y el de la Restauración, en el antiguo dormitorio de los monjes.

4

de paso...

La segunda etapa de la ruta nos lleva hasta Vallbona de les Monges. Antes, pero, proponemos un paseo por el pueblo medieval de Montblanc, a solo 10 km de Poblet. Este pueblo ducal declarado Conjunto Monumental y Artístico en el año 1947 todavía conserva el recinto emmurallado, con puertas y torres, los palacios Reales de los Alenyá y de los Castlá, el Puent Viejo, la calle de los judíos y numerosas iglesias. Pasear entre sus calles estrechas es como un viaje al pasado. Éste es un buen lugar para quedarse a comer, antes de seguir el camino hacia el último monasterio.

5

Monasterio de Vallbona de les Monges

Vallbona de les Monges, declarado monumento histórico-artístico en el año 1931, se encuentra a tan solo 21 km de Montblanc, aunque entramos ya a la provincia de Lleida. Éste es el único monasterio femenino de la ruta y también el único que ha conservado ininterrumpidamente la comunidad durante más de 800 años, excepto en tiempos de guerra. Si Poblet es panteón de reyes de la corona de Aragón, Vallbona de les Monges es el lugar de las reinas, por el carácter femenino del monasterio. En la iglesia se encuentran enterradas Yolanda de Hungría, esposa de Jaume I el Conquistador, y su hija, Sança de Aragón. Y es que el monasterio, aún i no ser muy grande, desprende realeza por todos lados. Además de las tumbas de reinas, guarda una de las mejores colecciones de escudos de la nobleza catalana, esculpidos en las tumbas de la sala capitular que constituye todo un tesoro heráldico. La belleza de su claustro románico, mezcla de estilos gótico y renacentista, termina de dar el toque distintivo al monasterio. Vallbona de les Monges puede ser, además, gracias a su hostagería, un lugar original y lleno de encanto para pasar la noche y volver a casa al día siguiente. Antes de irse, y si hay tiempo, se puede visitar la cooperativa del aceite del municipio, conocido por la calidad de su aceite de oliva virgen.

6

Fuentes:

www.lamalla.cat /// www.larutadelcister.info

CONTENIDO RELACIONADO